7/3/16

¡Muy buenas, amigos!

¿Cómo lleváis este lunes tan maravilloso y soleado (al menos en Málaga)? Hacía tiempo que no me pasaba por aquí. Soy Lince Smith y hoy os voy a hablar de una leyenda urbana que va a hacer que quedéis con cara de tontos. El título de la entrada lo dice todo ¿verdad? Fue Stephen King el que mató a John Lennon. ¡Agarraos que vienen curvas!

La autoría de tan maravillosa leyenda urbana se la debemos al señor Steve Lighfoot que viaja en camioneta por todo Estados Unidos vendiendo su libro Stephen King disparó a John Lennon. Al parecer intenta conseguir fondos para denunciar al rey del terror y llevarlo ate la justicia (estaré pendiente por si lo consigue y os lo haré saber).


Vamos al meollo del asunto. El detonante de esta teoría lo tenemos en la foto que adorna el precioso blog de Carlos, justo encima de este párrafo. Se trata de la última imagen del líder de los Beatles antes de ser asesinado por Mark David Chapman (o Stephen King, no sé). El hombre que sale a la derecha de la foto es su asesino. Pues bien, el señor Lighfoot dice que no, que ese no es David Chapman, sino Stephen King.

Y, a ver, yo no soy nadie para juzgar a Lighfoot ni para decir que su teoría es un auténtico despropósito, pero es cierto que en aquella época, Stephen King estaba un poco entrado en carnes y usaba gafas como puede verse en la imagen de abajo. Pero querer ver ahí al autor de Carrie... No sé, es rizar un poco el rizo ¿no?


Pero claro, una leyenda urbana seria y documentada como esta tiene que tener una explicación. No vale solo con una foto, no. El señor Lighfoot nos cuenta con todo lujo de detalles qué llevó a Stephen King a matar a a John Lennon. ¡Y no os separéis de la pantalla porque en esta historia están metidos los presidentes Nixon y Reagan!

Por aquella época, John Lennon le estaba dando bastante caña a los presidentes por el tema de la Guerra de Vietnam y tal, y a Nixon y Reagan, que parecen buena gente pero no, se les hincharon las narices y decidieron que había que quitarlo de en medio, que ya estaba bien del rollo hippie y pacifista. Para ello contrataron a un escritor alcohólico y drogadicto que buscaba por todos los medios hacerse famoso y rico: nuestro amigo Stephen King.

El trato era el siguiente: King mataría a Lennon a cambio del éxito y dinero (como si fuera un pacto con el diablo) y para que pudiera disfrutarlo, buscarían a un cabeza de turco que cargara con el asesinato, Mark David Chapman. Y todo arreglado.

No sé si esta leyenda urbana es real o no (léase esta última frase en tono irónico), pero divertida sí que es ¿no?

Bueno, pues me despido por hoy hasta la siguiente. Sed felices, leed mucho y, no lo olvidéis: La verdad está ahí fuera (Creo que eso lo decían en algún sitio ¿no?)

Vuestro amigo, Lince Smith.


0 susurros en la guarida:

Carlos Moreno Martín. Con la tecnología de Blogger.

¡Suscríbete y recibe las nuevas entradas en tu mail!

El rincón del Community Manager

Archivo

Posts populares